Registro Propiedad Intelectual POEMAS N° 256.670.-





Si te gusta este blog dale un + al botón naranja

Google+ Followers

Seguidores BLOGGER

viernes, 8 de febrero de 2013

Vainilla


Tengo olor a vainilla en mis manos
como cuando horneaba esas galletas de navidad
y solía entonar melodías acorde con lo festejado
era un todo de postal hasta el delantal con su nudo rosado.
Con la nieve esperada, con la ilusión gentil
un devenir de luces y guirnaldas en un árbol
como si las ganas se aunaran debajo de él
en una ronda y rito para un sortilegio de amor.
Cuantos amigos y llamadas
cuantas cenas regadas
cuantos ángeles sobrevolando la ciudad
era un carnaval de risas y mazapán.
Hasta que todo acababa
y quedaban las servilletas sucias
las migas y las sillas solitarias
el silencio se apoderaba de toda la casa.
Entonces asomaban los fantasmas
los temores y las cuentas
las deudas y los sobresaltos para el mañana
todo se volvía una maraña agria y culposa.

Mis manos con olor a vainilla
recogen las fotos y los anteojos para entender que
la realidad dejó de disfrazarse
y que los ángeles no eran más que halcones por la ciudad
ofreciendo sus créditos siempre repactables.


Lichazul © Elisa

32 comentarios:

Rafael dijo...

Me quedo con la imagen de "esas manos con olor a vainilla" de tu protagonista, tan llenas de ternura y sensibilidad a lo largo del poema.
Un abrazo querida Elisa.

Rafa Hernández dijo...

Hay que vivir el presente, y recordar siempre los buenos momentos de armonía y bienestar. Desechar a los fantasmas cuando nos acosen, y para ello acordarnos siempre de ese agradable olor a vainilla. Precioso.

Besos.

Alicia Fernández dijo...

Pero fueron tiempos felices aunque ahora se recuerden asi. Un abrazo

Maritza dijo...

Una mirada honesta, emotiva, sencilla y valiente a esos momentos vividos.Y también muy razonada...
Pareciera que todo tiene sus dos caras,no?
Me hiciste vivir el momento de la hablante. Lo profundizaste, lo pintaste de ciertos colores contrastantes, y lo impregnaste de esencia de vainilla...me parece maravilloso.

Me voy envuelta de ese aroma, que a mi particularmente, también trae recuerdos especiales, ahora, de dulce y de agraz.

ABRAZOS MILES, QUERIDA ELY.
Bello fin de semana para ti, y los tuyos.



Samuel Rego dijo...

Con ese aroma persistente de la vainilla, se pueden sobrellevar deudas y bancos
Hermoso y aromático poema.
Un besito Lichi

paco kali dijo...

Elisa, como me gusta leer tus
poemas, los leo despacio para
sacarles todo su jugo, pero
cuando creo que lo tengo voy,
lo leo de nuevo y entonces le
saco un nuevo significado.. .
Un fuerte abrazo -y bonitos poemas-

Maria Rosa Giovanazzi dijo...

Sólo un cambio de color y nombre, tu riqueza de poeta parece haber crecido.
Que bella forma de armonizar palabras entre aromas de vainilla y el final de una fiesta.

Augurios para el nuevo blog y su autora.

buen fin de semana.


mariarosa

Mavi en blanco dijo...

Un preciosos recuerdo con ese aroma penetrante de vainilla.
Me gusta el giro.
Un abrazo Elisa.

p.d. recuerdo nuestra conversación de ayer, fue estupendo.
cuando quieras, repetimos. jjjj.

gralba dijo...

El recuerdo envuelto en olor a vainilla,muy bella tu forma de describir ese retazo del pasado, con sus variables emociones.Cariños

Gilberto Cervantes dijo...

Es la dualidad Elisa, esa dualidad que nos regala momentos hermosos y luego cobra su generosidad aparente. Es lo que hay!!

Un oloroso poema con sabor a vainilla y otras cosas puntuales, muy bueno!!

Te dejo un beso y se feliz!

Lyliam dijo...

Adoro los aromas, esos que cerrando los ojos nos transportan Eli, pero tengo de otros. Los de la pobreza infinita, y sin embargo mis hijos los recuerdan sonriendo ¿Te acordás mami cuando una navidad solo hicimos chorizos y te pasaste una semana enferma adornando el arbolito con papeles dorados de chocolatines que comían los hijos de tus patrones?
Fué el más lindo arbolito que tuvimos y no había cámara para sacarle una foto.
Habían ángeles sobrevolando mi casita, y yo, no me daba cuenta.
Igual, odio el olor a chorizo.
Un abrazo bella,y es bueno tener crédito.

Lucrecia Borgia dijo...

Me aferro al recuerdo del aroma a vainilla, los amigos, los ángeles sobrevolando la ciudad y cierro los ojos para no verlos transformados en halcones...

abrazo

PEPE LASALA dijo...

Hola amiga, aquí vengo a otro de tus blog, el cuál no conocía, me ha encantado. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.

Lichazul dijo...

Muchas gracias a cada uno por sus huellas

abrazos y feliz fin de semana

Carmen Silza dijo...

Que bonito Elisa, pero desgraciadamente necesitamos de esos disfraces,para que nos aligeren la vida,es el mejor fondo de almario...precioso el poema, me ha encantado esa navidad y la vainilla en tus manos, que bonito.Besos de buenas noches.

tecla dijo...

Elisa, no te encontraba. Luego vuelvo. Ahora es muy tarde.
Un beso.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Recuerdos con aroma a vainilla...Me ha encantado.
Abrazos y besos.

Carmen Silza dijo...

Ah! una cosa que se me olvidab, tengo un poema todavía inédito, donde aparece la vainilla, jajaja, que no quiero que pienses que te he copiado, aunque el diccionario está para todos, pero ya sabes como somos, jajaja, hay que ver como somos, espero que no te moleste esto.Un abrazo grande.

asaborido dijo...

La vainilla tiene un especial significado para mí. El primer yogur que comí en mi vida, era de vainilla; no se podían comer yogures en España cuando yo era muy pequeño, no estaba al alcance de todos.
Pero me encantó el sabor, el nombre y sobre todo, el no saber que sería la vainilla... feliz findeeee

La Gata Coqueta dijo...



Paso a saludarte…
Vestida de felicidad,
Con rosas de paciencia
Y aromas de prudencia.

Deseando…
Que el fin de semana valla pasando
Enarbolando,
Los sueños que te vallan rozando.

Atte.
María Del Carmen



la quiltra dijo...

cada vez que soñamos y nos sentimos felices, la realidad nos ataca y como somos "clase media" se nos niega el poder volar...

doramas de luis dijo...

Los dioses y duendes de la poesía, que también habitan el PANTEÓN, sobrevuelan sobre tus versos, se posan en ellos, y se hacen uña y carne y aliento con algunos de ellos.


Buen sábado. Desde mi casa bloguera, que pùedes visitar cuando gustes.

Lichazul dijo...

muchas gracias a todos por sus lecturas
pasen un excelente fin de semana

abrazos

pluvisca dijo...

Hay que cerrar los ojos y recordar con nostalgia ese olor a vainilla esos momentos 'unicos y bellos....

besos

Gregorio Omar Vainberg dijo...

El tiempo nos va aclarando la mirada, El olfato y el tacto son los sentidos màs perdurables.

Un abrazo. (

aqui encontrè el lugar de los comentarios)

TORO SALVAJE dijo...

Los ángeles se han convertido en malditos usureros.

Besos.

Jerónimo dijo...

Hay olores imperecederos,sobre todo los de la niñez.
De nuevo la Navidad con su cara dulce y su corazón de hipócrita.

Abrazos.

TriniReina dijo...

Impregnado en tus versos, hasta aquí me llega el olor a vainilla.

Hermoso

besos

Jose Jaime dijo...

Me ha gustado especialmente, cuando quedan las migas, y se va la gente.

Abrazo

Meulen dijo...

la vainilla me encanta
además que es un aderezo que le da super sabor a lo que uno cocina...
todo es sabroso y así los males son pasajeros...

abrazos!

Ricardo Gonzalez dijo...

Es lo que queda después de una fiesta...juntar los restos de "todo" Abrazos y excelencia...

MAJECARMU dijo...

Elisa,todo cambia y se mueve...Pero,esas manos con olor a vainilla son auténticas,más maduras y más conscientes y eso es lo que importa,amiga.
Un bello poema lleno de contrastes.
Mi felicitación y mi abrazo,amiga.
M.Jesús

mis poemas en otras páginas


Abrir nueva pestaña

talleristas maipú

Abrir nueva pestaña

Geo & Feedjit

=============