Registro Propiedad Intelectual POEMAS N° 256.670.-





Si te gusta este blog dale un + al botón naranja

Google+ Followers

Seguidores BLOGGER

jueves, 28 de febrero de 2013

Hombro y Umbría

Probablemente no tenga nada que decir
y sin embargo lo digo
me araña la garganta eso que no se acuerda
y sin embargo lo acuerdo
no me creas cariño
porque ni yo misma lo hago.

Probablemente no tenga ganas que vivir
y sin embargo lo vivo
me posee el cuerpo eso que no renuncia
y sin embargo renuncio
no me creas cariño
porque ni yo misma lo hago.

Probablemente no tenga fuerzas que ocupar
y sin embargo la ocupo
me gastan las horas eso que no se olvida
y sin embargo lo olvido
no me creas cariño
porque ni yo misma lo hago.

Lichazul © Elisa

martes, 26 de febrero de 2013

Flash y portada




Cada vez que estás
 eres  el rey frente a mí
un dorado delfín en su mar de luciérnagas
no hay chance ni condena
todo gira en tu acuario pensado de reflejos y orgullos.
Mientes y te crees , no hay límite ni cortafuego
eres el caballero de la armadura corrosiva
que gira en su vitrina de trofeos varios.
Malhaya suerte la mía  la de tropezar en esta piedra
y la de incrustarse en mi vigilia
pues hasta las polillas me lo advirtieron
y este corazón ciego no dio razón solo sentimiento.

Vida y verdad se conjugan con el verbo esperar
como la Penélope siempre fiel
a un atardecer de soledades eternas,
la palabra se hila despacito  en la rueca del tiempo.

Lichazul © Elisa

Lazarilllo


Trozo y destrozo
caminos y rastrojos
así el llanto humedece la guadaña insaciable
vence siempre la muerte;
quiero morir en este instante
de un solo y acertado movimiento.

Cómo duele el vaivén intermitente
de esta vida cabrona
soy esclavo de rutinas y paradojas
donde el cuerpo acusa las penurias
mas , el alma se enrebela desde su indómita frontera.

Son tantas las ciudades con muertos
en el polvo de este andar cobrizo
soy un lazarillo al servicio
de toda la maquinaria humana
nada queda en mis manos de alfarero
ni siquiera el tropiezo del error cometido.

Lichazul © Elisa


domingo, 24 de febrero de 2013

Originālis


Tengo la lengua atrofiada
en retorcido renglón
soy camaleón de oscuras ideas
voy y vuelvo
entre los pliegues del tiempo
salto hacia el abismo
tragado en reflejo vaporoso
con sus arpegios grotescos.
La luz titila
 en su coordenada plúmbica
hasta la yugular de mi acento ,
reseco viento crispa el otrora jardín
donde solía mirar las violetas de mi madre.

Quiero enjugar mi frente penitente
siempre sangrante en fecha pendiente
porque del sustrato cobrizo mi mano asoma
con su garra delatora hacia la fuente del poema.
Quiero deshacerme en aquella pluvia anárquica
y escurrirme sereno como escarcha de madrugada
donde las sombras me lleven hacia su morada
y perderme todo en el todo de la gesta primitiva.

Semilla y capullo , óvulo y esperma,
soy la brizna de un aliento inmaculado.


Lichazul © Elisa

Borde y Verso


Colgaría mi vida desde hace mucho
dejarme ir en el soplo marino
con sus intensidades salinas
estoy en la cornisa del solitario latido.

No hay certeza ni salida
todo es una condena opresora
el alma mía ya no puede más encogerse
tiene oxidada su ala escritora.

Saltar solo ello y todo acabará
como acaban las horas monólogas
y se guardan las palabras en la tumba sonora
de esta boca olvidada .

El ruido devora este verso rugoso
es un calabozo incongruente
donde la gente pasa desfilando
 haciendo alarde de su presente.

Destino que no encuentra
reflejo ni poema enamorado
es mejor soltar el labio
de costumbres que concentra.

Y así cerrar la rutina
con otra  más intensa
soy una luna marina
añorando tu libertad sin autodefensa.


Lichazul © Elisa

sábado, 23 de febrero de 2013

Réquiem Quinta Normal



La carne gime y el alma se encoge
muerte mineral, muerte sideral,
lluvia y ausencias impregnado  el aire
madre , hijas , nieta...
crespones adornan la noche eterna.
Tengo el corazón cojo
un filo atraviesa la voz
cuando el dolor se impone a distancia
tanta ilusión en la almohada ajena
queda devorada por esas lenguas de fuego,
arpegios macabros los gritos
son los ecos en los oídos de los vecinos,
cuanta esperanza marchita , cuanta fe desgarrada,
escombros son los futuros de cada una de ellas.

Donde estén , donde quiera que ellas descansen
el baile de la vida sigue
pero aquí en el dobles de este verso
vuestro universo
sigue tañendo  para memoria  de quienes les amaron.

Lichazul © Elisa

Ver Noticia 

jueves, 21 de febrero de 2013

Poema


Qué más quisiera que llamarte amor
pero eres una ilusión que se escurre en mis dedos
y todo se hace bruma en el eco de la tarde
porque no estas  ni existes en mi sendero vivo,
soy la solitaria hembra que transcurre
entre las gentes que apuradas corren.

Rostros y entrecejos ocupados
demasiado ocupados para la emoción
así mi canción apenas susurra en el aire
no hay fuente donde beber ni patagua donde yacer.

Hombre;  trovador inconcluso,
dónde giras tus arpegios ?
qué más quisiera que llamarte amor
en mi pecho y en mi verbo inquieto.

Lichazul © Elisa

significado de : PATAGUA

miércoles, 20 de febrero de 2013

Poema


Agreste vocablo , rugoso labio,
destino amparado en las colinas del anonimato
así fuiste el Poeta de la mano tosca
con tus colores tierra en mi horizonte cercano.

Quiso el tiempo entrecruzar la senda
tus ojos me hirieron en la desnudez innata
y creí morir en esa palabra
cada vez que  rozabas la frente con ella.

Dueño y señor del tiempo viajero
hurgaste mi secreto sombrío
en las plazas y  por las aceras
fui una quinceañera con botas vaqueras
en tu horizonte indómito.

No hay error ni arrepentimiento
el cuerpo da testimonio del verso
la boca y estos besos sedientos recuerdan
cada uno de tus arrebatos en ellos.

Lichazul © Elisa

martes, 19 de febrero de 2013

microtexto

Primero fue el cobrizo ayuno
la salitrosa mañana y este andar arcilloso
todo se confabuló
y fui piedra de moler en tu cantera de versos
y fui ámbar de tu emoción resinosa
cuantas noches y días agrietados
repasados con los cantos de la jornada
traerás los besos de ópalo furtivos
y  contemplaré de tu geografía el poema cincelado
porque de tu mano caen todas mis sensaciones mojadas
una a una por tu pecho soleado
músculo y ansia
es todo el vestido que me arropa
y feliz quedo
como quedan las horas en la tierra abonada.

Lichazul © Elisa

sábado, 16 de febrero de 2013

microtexto


No existe lo que una vez hizo sentido
solo  un abismo de supuestos
tras el incendio
no somos los mismos
no reconozco el trecho entre los dos
el ruido que se prolonga es el eco que nos proyecta
estamos condenados a encadenar la historia
a un pasado en trozos enhebrados con melancolía.

Lichazul © Elisa

jueves, 14 de febrero de 2013

Poema

Si de confesiones mi arpegio se llena
es porque la esfera dulce de aquella
me abre el pecho con su argéntea sonrisa
y es la brisa de su estela mágica
la que se manifiesta en este vocablo solitario.

Si de velos las horas comulgan
es porque longevo pinta el eslabón de mi noche
cubre el pie la sombra cómplice
en la melodía del silencio vigilante.

Si de insomnios el verbo se sujeta
es porque el poema creciente titila
con la infinita directriz de la pupila
esta herida se derrama en fugitivo cometa.

Lichazul © Elisa

martes, 12 de febrero de 2013

microtexto

Cada vez que me olvidas
tu reflejo se aparece en mis sueños
me busca ansioso como  niño perdido
y me llena de poemas la almohada.


Lichazul © Elisa

sábado, 9 de febrero de 2013

Sin sorpresas


La muerte no tiene horario
tampoco discrimina
es una silente vigía de los pasos.

No hay palabra ni adiós que le alcance
ella se adelanta a la jugada
sabe mimetizarse con alegrías y pesares.

Nunca le tiembla la mano
es un ángel que besa con su frío halo
los labios de quien sea.

Puedo estar muerto ahora
o ser solo un recuerdo en la voz de alguien,
hasta una sombra con aromas gratos
y deslizar un instante en su presente
o quizá ni siquiera eso.

Mi resto circundó un epitafio
con los versos de un poeta maldito
que en cada noche degolló puertos perdidos
con  un rito exorcista sobre sus hombros.

Muerte , dulce muerte de mis horas
perlas que se engarzan a mi boca germinal,
arcilla mineral que no encuentra la metáfora exacta
y se pierde,
se evapora ,
se anula.
Nocturnidad sedienta
abrazo triunfal,
manantial de velos y sueños no natos,
augurio rugoso de mi ojo taciturno.

Lichazul © Elisa

viernes, 8 de febrero de 2013

Vainilla


Tengo olor a vainilla en mis manos
como cuando horneaba esas galletas de navidad
y solía entonar melodías acorde con lo festejado
era un todo de postal hasta el delantal con su nudo rosado.
Con la nieve esperada, con la ilusión gentil
un devenir de luces y guirnaldas en un árbol
como si las ganas se aunaran debajo de él
en una ronda y rito para un sortilegio de amor.
Cuantos amigos y llamadas
cuantas cenas regadas
cuantos ángeles sobrevolando la ciudad
era un carnaval de risas y mazapán.
Hasta que todo acababa
y quedaban las servilletas sucias
las migas y las sillas solitarias
el silencio se apoderaba de toda la casa.
Entonces asomaban los fantasmas
los temores y las cuentas
las deudas y los sobresaltos para el mañana
todo se volvía una maraña agria y culposa.

Mis manos con olor a vainilla
recogen las fotos y los anteojos para entender que
la realidad dejó de disfrazarse
y que los ángeles no eran más que halcones por la ciudad
ofreciendo sus créditos siempre repactables.


Lichazul © Elisa

jueves, 7 de febrero de 2013

Siglo occidental


Ahora,  después de todo
y antes de que todo termine
lo ajeno sobrevive a mi alrededor
como una plaga de amebas insurrectas.
Las calles se crecen entre la maleza de la vida
con sus abruptos cambios
con sus edificios  frustrados
con sus amores caducos
que deambulan inciertos buscándose un reflejo.
La renta de mi propia vagancia es alta
apenas sostengo la rancha donde el cuerpo descansa
y no sé si al decir adiós algo pasará
me agota la vigilancia y la prosperidad
no hay vértigo más que en el juego virtual
todo lo demás encajonado y pautado madura.

A veces creo , a veces me creo y sonrío
es lo extraño,
es lo inusual en esta modernidad siliconada
la soledad gobierna y lo individual alimenta.


Lichazul © Elisa

miércoles, 6 de febrero de 2013

Sustrato en suspensión



Atardecer y perderse
estoy y no soy
mi cuerpo flota o es mi mente que no se incorpora?
el teléfono dejó de buscarme
las horas ya no se mueven
parece que un encantamiento las posee.

Vienes o  vas?
da igual para las cortinas que  vigilan silentes
y los respiros quedan almacenados
como en un cuadro de Chagall.

Podría correr escaleras y alcanzar
pero es un intermitente reaccionar
que diluye palabras en un café desorientado;
pasan los años o pasan los sueños?
color disgregado que en  el lápiz  resulta
será que la ventana ciega quedó?

El estante  carraspea sus recuerdos
y me guiña aquel  libro ,
ese con el  que buscaba tantas aventuras
cuando la distancia nos enfrentaba
y otra vez tiemblo .

Yerro con la palabra
la  lengua se atrofia
el pasillo me traga .

Lichazul © Elisa

Espiral y giro




Dos giros más y el fin habrá llegado
este andar sobre la espiral del triunfo
y caer y volver a renacer
y creer y esperar y vencer
y desandar para recomponer
y florecer y semillar y una vez más morir
en un sin fin de giros germinales.

Dos giros más , tan solo dos
y me parece que son otra vida entera
y pesa el aliento y el tormento de lo que vendrá
y las estrellas siguen allí ajenas
y son las preseas del creador
y que brillo más silencioso
y que tiempo mezquino
se lo lleva todo en su giro de óxido letargo
y lo seguro se hace un hoyo donde refugiarse
en un instante antes de rodar una vez más
y me vuelvo a equivocar
y la salida es la entrada en un runrún de notas
con la melodía coja y su adiós de pañuelos
y la pequeña arcilla apenas atina donde asomar.

Dos giros que son  siglos de desfases mutantes
y el fuego que no arde
y el agua que no humedece
y el viento que no crece
y la tierra que desaparece
y lo mineral que se pierde
en mí, en este vocablo desarraigado
estoy a un pulso de antónimos flotando
y lo hallado se funde con lo anhelado
como si la realidad doblará su reflejo
y lo simple se retuerce
y se agiganta la nostalgia
y  la soledad abre sus alas de infinito
con lo íntimo del existir.

Lichazul © Elisa

Bruma




No lo entiendo y
 me resulta ineficiente
el que insistas en coserme emociones en este vestido de bruma ,
 mira estos pliegues
con estos ojos y silencios  que no se sujetan,
 ruedan
como ruedan los años de mi olvido
uno al lado del otro cubriendo la sombra de tu sombra
no hay prisma
no hay luz
no hay ensayo ni escenario
todo es un decantar pausado
tragando noches
ocultando melodías
suponiendo salidas donde  el reflejo se encajona
soy la agotada palabra de gargantas ocultas
que bajo su propio pasado se desmorona.

Ves , nada tienes en tus manos
soy imposible de retener en tu boca
soy la bruma que te humedece por la madrugada
con esas millones de gotas sobre tu acento
plano
corto
cuadrado
seguro
tan seguro que no te das cuenta
no necesitas coserme tus emociones
al menos esas que te acomodan y te halagan
mi alado labio vuela lejos ,
tan lejos como el pensamiento
como aquel
que una vez imaginó al amor compartido contigo.

Lichazul © Elisa

martes, 5 de febrero de 2013

Lunática



Hace tiempo, en el tiempo del oído, había una presencia reunida con monstruos varios y entre todos recreaban leyendas y juegos que por lo general terminaban abruptamente.
Por las noches y en la almohada se alojaban las claves de un mundo mutante, era una constante de color y emociones , giros y acciones que podían desmantelarse ante cualquier alerta .
Cada cabalgar , cada vuelo, cada nado, cada tropiezo era visto en 180° y analizado en diferentes matices que su mente podía dibujar, era tan feliz , tan libre , tan natural que eso le hacía viajar por escenarios increíbles, y aún más, se mimetizaba con cada uno de los personajes que iban asomando desde su inagotable tintero mágico.
Lunática y rara  a veces le decían  porque  de noche protagonizaba historias infinitas como las luces sidéreas y hasta en ese  titilar cósmico , era capaz de proyectar un mensaje de plata con la estela de una palabra susurrada.
Su vestido no tenía más bolsillos que el que guardaba un secreto y como tal iba por dentro , nadie lo notaba,  creció como crecen las ramas de los árboles y se hizo árbol después , con su propia semilla y raíz hundida en la tierra maternal y supo lo que era caminar bajo el sol de los días con sus alas recogidas y su cabello amoldado , y la vida y la rutina  le preparó un destino con sus lazos progresivos a veces más reprimidos que liberadores, y supo que su mundo debía de guardarlo en aquel viejo bolsillo especial por muchos años, tantos que ahora  su   manantial lleno de malezas toscas se halla, sus fuerzas no son las de antes si hasta su confidente almohada es sinónimo de sordera , tiempo de oídos que se cierra .

Mente y alma en un bizarro cuadro se entrelazan en un espacio  opaco , sujetando a tientas lo que una vez afloró vibrante.

Lichazul © Elisa

domingo, 3 de febrero de 2013

La Novia



Tarde,  demasiado tarde
los pasos no retornan
los abismos afloran desde sus grietas quinceañeras
 como la triste bitácora del naufragio en sus vestidos de organza
para las ninfas del estanque mágico ,
error de un giro de destino
con el primer anillo del consorte
que olvidó su promesa en el registro;
demasiados inviernos  buscando respuestas
para las apuestas de los viejos en la taberna
que no levantaron cabeza.
Cuantas notas en la hoja de la memoria
teñidas de malva entre silencios y vientos cálidos,
 mundo y modo enhebrado
en los ojos minados que aún indagan.

Dónde la palabra terminó la aventura?,
cuántas  dudas sembró en su jardín nocturno?.

 Esta bitácora de la pesadilla
representante de los insomnios que la cortejan
hace de sus horas las tormentas y los desiertos
todo el ramo de novia que  precisa.

Lichazul © Elisa

Singular




Razones y verdad no siempre me asoman
más bien ellas se dificultan en la paradoja de esta libertad
y la resulta es la conducta de un ermitaño cangrejo
que bucea en su propio interior escarbando minerales.

Cuantos pesares conforman la caparazón
cuantos deseos infortunados
son todo el proceso y el reflejo de un ir y volver
un recorrer (se) y saber(se)... solitario.

En mi fondo y en mi arenal encuentro promesas decantadas
como una especie de barcas fantasmas
meciéndose  al vaivén del destino
con un filo que hiere sutilmente.

No tengo noches iridiscentes
lo abisal apenas puede imaginarse
con estas antenas de corto entendimiento
soy un crustáceo arando la fosa silenciosa.

Cuando llega el tiempo de cambiar
cuando el crecer me lo manda
giro sobre mi dolor de antaño
abro la  coraza e  indefenso  me entrego.

Ermitaño y enamorado
un singular en la manada
al que no siempre  lograrás reconocer.


Lichazul © Elisa

sábado, 2 de febrero de 2013

Palabra gastada



Extraños en el intento de vivir
somos
donde las primaveras se suceden con la prisa del anonimato
doy un falso paso
y tu labio tiembla
no hay más que un lenguaje arcaico
entre los espacios de las manos
y escapas.

Ayer tenía todo un discurso probado
con las iniciales de tu nombre
sin pausas
pero todo quedó obsoleto
languideciendo en este febrero de noche desierta.

Las calles me llevan donde el olvido anida
y en mis bolsillos
solo abrigo este corazón viejo
en susurros ingratos y helado incierto.

Otro viento llevará este recuerdo enarbolado
con sus batallas cenicientas  y razones perdidas,
las heridas se arremolinarán  en el rincón de la mente
dejaré  de ser la música y la compañía.


Lichazul © Elisa

Panteón


No más poemas blancos , se acabó el reflejo gentil, 
el insomnio es el pasajero de mi hartazgo
donde los lirios ya secos no pueden más de febreros
y se han trenzado en fetiches del viento
como las banderas de los puertos a medio morir ,
a medio desteñir, a medio de todo,
este labio mortuorio ya no da más.
Buscaré un funeral donde las miradas estén de vacaciones
con los sermones del :- te lo dije, y - te lo enseñé.
Huiré con el sobreviviente que quede
a donde el cielo no nos proteja
y nos lloveremos nuestras propias cenizas
en  poemas insoportables como residuos de amantes 
en una noche telúrica.
Cubiertas quedarán  las huellas con el peso de las culpas
y con las  caricias donde la piel se mostró mansa y obediente,
vendrá un abrasivo comienzo y seremos libres
ya no habrá que ser condescendientes
tendremos todo el mar y los abismos para recorrernos,
para rescatarnos , para crecernos, para ampararnos.

Abierto queda este nuevo rincón

donde solo el temblor será bienvenido
no se aceptan devoluciones ni cambios de giro
será un  sitio de adentros ... será  mi Panteón 
donde la emoción cabalgará  por  distintos laberintos.

Lichazul © Elisa

viernes, 1 de febrero de 2013

Especial




Primero fue un tono
luego un gemido
para que la palabra asomara desnuda
decir y nombrar
aventura del hombre y la humanidad
cientos de giros en la bóveda celestial
asombros que entraban por los ojos inquietos.

Desde el abismo insondable del pensamiento
a la melodía fonética ha pasado tanto polvo mineral
como una montaña de ancestros venerados
y ahora desde mi silencio cuadrado y  esta burbuja virtual
vuelvo a gritar como ese primitivo vocablo del mundo.

Existir  a través de la expresión más natural
y representarla en signos acuñados
como un mágico ritual
entre mis miedos y mis sobresaltos
pero infinitamente maravillada.
Registrar la idea primaria en una superficie
proyección de lo que se es hasta darse entender
parece ser algo tan fácil
tan simple y tan rutinario
pero es un proceso tan complejo y tan rápido
que apenas logramos concientizar en nosotros aquello.

Compartir el puente personal
comunicar un mundo dentro del mundo colectivo
es la esencia de todo lo que hemos construido.


Lichazul © Elisa

mis poemas en otras páginas


Abrir nueva pestaña

talleristas maipú

Abrir nueva pestaña

Geo & Feedjit

=============